Boda de Coque y Sonia en el Mesón Teodoro de Valdestillas de Valladolid, el 18 de Julio 2015

El pasado sábado tuvimos la suerte de cubrir el reportaje de boda de Coque y Sonia. Y digo que tuvimos la suerte, porque lo pasamos genial. Prepararon una ceremonia en el mismo restaurate: Mesón Teodoro de Valdestillas y allí entre familiares y amigos, y subrayo lo de amigos porque había legión de ellos, montaron una fiesta para recordar. Aunque lo de la fiesta empezo un poco más tarde. Primero la ceremonia, que fue bien bonita, emocionante y participativa. Siempre disfrutando de la espontaneidad de Coque y Sonia que estén donde estén parece que se sienten como en su casa. Y esa confianza facilita mucho las cosas y hace disfrutar y querer pasarselo bien, yo pienso que lo lograron, con creces.

Mira que no me gusta mucho alagar por alagar, pero cuando en la ceremonia de la boda de estos chicos, participaron un montón de amigos y todos les ponían de notable alto para arriba, sera por algo. Además no hacía falta más que ver las caras de la gente, todos alegres, ninguno obligado.

La ceremonia discurrio entre discursos simpáticos, cariñosos y emocionantes. A resaltar el abrazo en que se fundieron cuando participaron el padre de Coque y la madre de Sonia, eso dice mucho. Con que naturalidad intercambiaron los anillos y que caras de alegria al verse casados, con todos sus amigos y familiares como testigos.

Después salimos a hacer unas fotos a la pareja, en la playa y en estación de tren de Valdestillas, nos dijeron que querían volver pronto para estar con su gente disfrutando del coctel y en estos casos lo entendemos perfectamente. Asi que planteamos unas escenas y ellos nos obsequiaron también con sus poses divertidísimas.

En el restaurante fue el acabose, había muchas ganas de pasarselo bien y se veía a la gente acostumbrada a la buena fiesta y con buen rollo. Hubo de todo: bailes, congas, regalos, corte de tarta, y más…para continuar en la discoteca del restaurante con el baile que abrieron los novios regalandonos una larga coreografía de músicas discotequeras.

Bueno el caso es que allí les dejamos a las tantas, con marcha para rato y con mucha energía y tanta, que el lunes mismo ya nos pidieron la sesión de postboda y aqui os dejamos una pequeña muestra. Esperamos que sigáis por Tailandia derrochando simpatía, espontaneidad y ganas de pasarlo bien, pues contagiáis a todos los que están a vuestro alrededor, con vuestro optimismo y energía.

Muchas gracias y esperamos que os guste este recuerdo de aquel día inolvidable.