DANIEL, SESIÓN DE FOTOS DE RECIÉN NACIDO.

Os acordáis de la primera entrada en este blog…, sí eran Iris y Alberto, esperando a Daniel, su primer hijo. Pues bien, si tuvimos suerte al hacerles el reportaje de boda y después las citadas fotos de maternidad, ahora nos alegramos y de corazón, con esta estupenda pareja al fotografiar de “newborn” a Daniel.

Siendo Daniel un pequeñín de quince días, nos presentamos en casa de sus papás, un sábado por la mañana, con toda la calma del mundo. No se puede ir con prisas, ni querer acabar pronto, pues el ritmo de estas criaturas, es bien distinto al que estamos acostumbrados. Así que, a lo largo de la mañana, entre toma y toma, entre lloros y sueños…conseguimos capturar unas tiernas y bonitas imágenes, de Daniel al poco de nacer.

LLevamos unas mantas y unas telas, a modo de atrezzo, objetivos muy luminosos para poder disparar sin flash y poco a poco, fueron saliendo las cosas. Fuimos probando distintas posturas, fondos, telas, muñecos y puntos de vista. Disparando muchas fotos, pues aunque no lo parezca, los matices en los recién nacidos también importan. Aqui os dejamos una selección.

 

La verdad es que se crea en lo que se crea, o no se crea…acercarse a una criatura tan pequeña, siempre nos llena de asombro y admiración. Tan tierno, tan pequeño, tan frágil y a la vez tan sobrecogedor y hermoso, que lo llena todo. Supongo, que es lo sagrado del milagro de la vida, que como todo misterio nos sobrepasa. En cualquier caso toda reflexión a Daniel ahora le importa un pimiento, él bastante tiene con encontrarse a gusto en este mundo por estrenar. Le gusta estar cuidado, limpio, calentito y recibir cariño…está de enhorabuena, pues con esta familia que le ha tocado, no le ha de faltar.

Deseamos a Daniel que siga a gustito con su osito y otros amigos que tiene en su habitación,

que luego haga borratajos, que sonría, que se ria, que quiera ser feliz.

Un beso.