“Ensayos, Escena y Diversidad en la Compañía DyD”

Pocas veces se tiene la oportunidad de contemplar la presencia de personas con discapacidad en los escenarios, por eso, la Compañía DyD está encantada de colaborar, en este proyecto fotográfico, con Roberto Tabarés y Sergio Herrero. Os mostramos una serie de fotografías que congelan diversos momentos del trabajo de la Compañía. Aún en nuestros días, es poco conocido el papel de aquellas personas con discapacidad como creadores de arte y menos aún, su práctica como actividad profesional.

Mario, Hugo y Jaime; Inés, Patricia G., Lucía G. y Leila; Nerea, Ana Marina, Sara P., Patricia S.J., Laura L., Jessica y Sandra; Miriam, Laura G., Laura H., María G., María C., María H., Raquel, Sara D., Angela, Soraya, Bea y Marina; son 26 bailarines que estáis viendo en estas fotografías donde se muestran los ensayos, los momentos previos a las actuaciones y  las coreografías que pone en escena la Compañía DyD.

Estas no pretenden ser una serie de imágenes espectaculares, pues, precisamente, las fotografías no son lo más importante, sino quienes están en ellas. No es una exposición sobre los aspectos más emocionales de las personas con discapacidad, sino de cómo trabajan, cómo se esfuerzan, cómo conviven y todo esto junto a su afición por la danza, lo expresan artísticamente.

La Compañía DyD lleva trabajando 15 años, dirigida por mí, María Tomillo Colomo, me he dado cuenta de que no todo el mundo es artista o bailarín, pero tampoco los artistas o los bailarines son de una especie inalcanzable y única. Las personas con discapacidad tienen mucho que aportar a esta gran familia del arte y en concreto de la danza. Ellas enriquecen la creación artística con su forma singular de crear y de expresar un universo interior para el que los demás debemos cambiar nuestra escala de valores, si realmente queremos disfrutar de su talento y trabajo hecho arte.

Roberto Tabarés y Sergio Herrero han querido recoger ese mundo interior y esa forma de expresarlo. Miradas perdidas que encierran sentimientos por revelar, saltos y equilibrios llenos de creatividad y superación, brazos y portes de cuerpo que resaltan el dominio del movimiento y la gracia, risas y caras que denotan satisfacción. Pero también, momentos de estudio sobre sus iniciativas e ideas que más tarde concluyen en coreografías y montajes escénicos. Una creatividad que es recogida, seleccionada, estudiada, refinada o matizada y elevada a su máxima expresión artística en un continuo feed-back entre bailarín y yo misma. Finalmente procuro enlazar armónicamente las conclusiones del trabajo en una puesta escénica.

Estas fotos quieren ser una lección de vida hacia los valores más imprescindibles, genuinos y necesarios de la vida social, pero artísticamente, por qué no, un compromiso con la calidad, la proyección laboral en la danza y la superación de uno mismo. Confiamos que en las futuras exposiciones, el visitante mire y comprenda mejor el trabajo de la Compañía DyD y especialmente el universo creativo de las personas con discapacidad. Es nuestro deseo que el espectador mire y se pregunte si en estas fotografías puede descifrar el talento de muchos de estos bailarines.

María Tomillo Colomo
Dir. Compañía DyD
Escuela de Danza de Valladolid