Boda de Jorge y Liza 19 – 9 – 2015 en Valladolid

Si hace poco les veíamos felices en sus fotos de preboda paseando por el Campo Grande, que os voy a contar hoy, que os mostramos el día de su boda. Jorge y Liza se han casado el sábado 19 de septiembre en la iglesia de Santiago Apóstol de Valladolid. El día apuntaba ya bueno desde primera hora y resulto ser mejor.
Jorge, esa misma mañana en casa de sus padres, estreno un elegante reloj. Desenvolvió el presente con la inevitable sorpresa y emoción propias del día de su boda. En el paquete una nota breve de Liza en la que le citaba a las 13,00hs.
Sus padres Antonio y Charo le ayudaron a prepararse y se les veía muy contentos con la boda de su hijo. De esta casa, nos fuimos a ver a Liza, que la estaban terminado de maquillar. Mientras, su madre Gloria, nos iba ensenando los pequeños y grandes detalles, como las alianzas, las arras, la liga etc. Liza estaba tranquila rodeada de familiares como su madre, sus hermanas, su prima y su padre Buddy.

La gente estaba encantada con el día y con la esplendida sonrisa de Jorge que les iba dando la bienvenida a todos. Los invitados, poco a poco iban entrando al templo. Puntal como un reloj, llegó la novia a la céntrica iglesia de Santiago de Valladolid para su cita.

Jorge la espero en el altar y la veía entrar bellísima de la mano de sus padres. Las hermanas se encargaron de leer las lecturas y el párroco, que por cierto llevó la celebración de la manera más cercana y amena posible, les cedió el protagonismo, para que se casaran con una emoción contenida que se desbordo en los aplausos de los familiares y amigos una vez finalizado el acto.

Acto seguido, tras la celebración, pudimos hacer las fotos en el altar, sin prisa ninguna, pues D. José Heras nos hizo sentir como en casa y para nada nos urgió; es más, nos invitó a disfrutar de las obras de arte de la iglesia y a hacer las fotos de invitados que fuesen necesarias. Salieron los novios al atrio de la iglesia entre los vítores y pétalos de la gente y un graffiti espectacular con el nombre de Jorge y Liza, cubriendo el coche los novios.

De allí nos fuimos al Monasterio del Prado, para hacer las fotos del reportaje de novios aprovechando el edificio y la zona arbolada de sus alrededores. Jorge y Liza estuvieron radiantes y felices. Sin grandes estridencias pero se les ve FELICES con mayúsculas, contentos de verdad.

Celebraron su matrimonio con sus amigos y familiares en el hotel NH de Valladolid, enfrente de la feria de muestras. Allí la gente se lo pasó en grande, poniendo el colofón a un día espectacular en todos los aspectos.

Enhorabuena chicos, que seáis muy felices, os lo merecéis.