Boda de Rebeca y Daniel

Empezamos haciendo las fotos de Daniel, en su piso muy cerquita de nuestro estudio. Daniel nos recibió con su simpatía y disponibilidad habitual. Algo que ya nos sorprendió desde el primer día que le conocimos. No en vano habla un perfecto castellano y fue el mismo quien nos descubrió que su lugar de nacimiento no era España sino Polonia. En su casa estuvo acompañado por su familia, que le ayudaron a vestirse y con los que hicimos una simpática foto con la bandera de su país.

Rebeca se cambiaba en casa de sus padres, en Pedrajas de San Esteban. Acompañada por su mejor amiga, por sus padres, hermanos y tíos. Allí también hicimos una foto con bandera, esta vez la española.

La llegada a la iglesia en un coche descapotable de Rebeca despertó el asombro y la admiración de todo el pueblo y de sus invitados. La ceremonia fue sentida por los novios de manera especial y el sacerdote les animó a ello: intervinieron al principio y al final para dar las gracias por la asistencia a sus invitados, sobre todo los que habían venido desde más lejos. Ofrecieron las ofrendas en la eucaristía y varios de sus amigos y familiares participaron en la bendición de los novios.

Después de hacer las fotos de invitados a la salida de la Iglesia nos fuimos para hacer el reportaje de los novios en la Ermita del pueblo. Un hermoso paraje entre pinos dedicado a la Virgen de Sacedón. De allí nos fuimos al magnífico restaurante Pic Nic que tienen en el mismo Pedrajas.