Boda de Virginia y Javier

Comenzamos la tarde en la casa de Javier, en Fuensaldaña. Acompañado por su familia, se puso un traje, que le quedaba impecable, unos gemelos muy originales y otros complementos. Esperamos a que llegase el coche de la boda, pues si algo le gusta a Javier son los coches y los caballos, según nos contó su padre.

Cerquita de allí nos fuimos a ver a Virginia, donde en unas habitaciones preciosas la pudimos fotografiar con su vestido de novia y los niños de la ceremonia que la iban a acompañar.

Poco a poco fue llegando la gente a la Iglesia de Wamba, donde Javier ya estaba para recibir a los invitados.  Virginia  llego en un espectacular coche tirado por cuatro caballos. La Iglesia ya de por si encantadora lo estaba aún más por la decoración a cargo de Mary Floristas de Valladolid, que puso unas flores fantásticas.

La ceremonia fue muy participativa. En ella intervinieron entre otros Pablo y Víctor hermanos de los novios. Y al Final Cristina amiga de Virginia les dedico unas bonitas palabras.

Los novios salieron por la puerta principal que estaba especialmente decorada y los invitados les estaban esperando con unos globos que alegraron este momento y lo hicieron especialmente vistoso.

La primera parte del reportaje, la hicimos allí mismo en la plaza de la iglesia, aprovechando el precioso carruaje y los magníficos caballos. Terminamos las fotos de pareja ya en Villanubla, en los campos y palomares que hay junto al restaurante de Fuente de los Ángeles. El atardecer fue muy lindo y vivimos momentos muy bonitos, como podéis ver en nuestras imágenes.

No tardemos mucho, pues, Virginia y Javier querían disfrutar del cóctel y de sus invitados. Y la verdad que el espacio que decoró como hemos dicho Mary Floristas estaba fabuloso y la noche acompañaba de manera formidable. La gente se lo paso en grande.

La fiesta continuo con el banquete donde los novios disfrutaron entregando unos regalos a sus seres más queridos. Después abrieron el baile y la fiesta continuo con concierto y todo.