DIVERTIDA SESIÓN DE ESTUDIO DE FAMILIA

Mención especial merece este estudio infantil y de familia pues lo pasamos genial.

Unos días antes los padres me encargaron unas imágenes donde querían que sus hijos salieran muy espontáneos como si estuvieran jugando. En seguida nos pusimos a planificar las escenas y los elementos de juego para propiciar esos gestos divertidos y esas reacciones naturales ante nuestra cámara. Pensamos en algo atemporal y sencillo, vamos el juguete clásico de toda la vida, con el que han jugado los abuelos, los padres, los niños…el que siempre funciona y por otro lado es muy fotogénico: unos globos, el caballito de madera, unos aviones de papel, molinillos, cuentos…todo esto nos funcionó muy bien.

En estos casos lo primero que se necesita es que los niños se encuentren a gusto, entren en la dinámica y se suelten…claro sin pasarse, sin subirse por las paredes. Como imaginaréis en esto los padres son fundamentales para animar y también para sujetar un poquito. Pablo y Carmen, sus padres, lo hicieron fenomenal. Luego con un poco de profesionalidad, otro tanto de paciencia y algo de suerte pudimos recoger una buena colección de imágenes.

Al final todo se sucedió como esperábamos y los niños se lo pasaron en grande y además nos obsequiaron con sus divertidas sonrisas para unas imágenes que quedarán ahí para disfrute de muchos años. Y digo esto porque los padres están con la idea de decorar la casa, con alguna de estas fotos, con lo cual directamente nos compraron los archivos de las mismas para ellos mismos poder gestionarlas a su gusto.

Pues nada familia muchas gracias, que os disfrutéis y hasta otra.