Estudio de Mario y Manuel, octubre de 2015

Hace unos días vinieron Mario y Manuel para hacerse unas fotos en nuestro estudio, estuvimos hablando tranquilamente sobre lo que esperaban de la sesión. Tras esta primera toma de contacto, Sergio Herrero y el que escribe estuvimos preparando las posibles escenas y esquemas de iluminación, para que el resultado fuese el mejor posible.

Primero realizamos esas fotos que ellos buscaban donde querían salir bien y verse “guapos”. De estas tomas se encargo Sergio Herrero, que las borda y las queda “superchulas”.

Luego estuvimos haciendo unos retratos por separado a Mario y a Manuel, que aunque sean parecidos, no son iguales y si os fijáis bien, podréis diferenciarlos sin dificultad. Estas primeras fotos las realizamos con un flash canon que solemos montar en un “beauty disk” entre nosotros lo llamamos “plato” y jugamos con unas aberturas muy abiertas, tratando de que gran parte de la imagen quede desenfocada y enfatizando sobre todo el rostro.

Luego les propusimos experimentar con la idea: “iguales pero diferentes”. Dividimos el fondo en dos partes blanca y negra, y Mario se puso una camiseta blanca sobre la parte negra del fondo y Manuel se vistió de negro sobre el fondo blanco. Fue muy divertido ver las expresiones sobre todo de Mario que marcaba la diferencia de la que habíamos hablado en estas fotos.

La siguiente escena tratamos de representar que dentro de nosotros hay una parte buena y otra que no lo es tanto. Es decir, la idea era expulsar al ogro que todos llevamos dentro. En este momento Mario manifestó nuestro lado bueno y Manuel represento nuestro “lado oscuro”. En esta misma linea, desarrollamos las siguientes fotografías sobre nuestras tentaciones a lo bueno y a lo malo, simbolizadas de una forma simpática por el típico angelito y el pícaro demonio, que trataron de tentar a Sergio.

Por último, en un fondo degradado tostado volvimos a reflexionar sobre las distintas reacciones de nuestro carácter, de los diferentes estados de ánimo. Sentimientos que sin saber muy bien porqué emergen en nosotros, con los que convivimos a diario y que debemos conocer y saber gestionar.

La verdad es que todos salimos muy contentos y satisfechos de la sesión de fotos, después de seleccionar y editar las imagines en “Lightroom” y retocarlas un poco y cuando digo poco es poco en “Photoshop”, os las enseñamos para que disfrutéis. Espectaculares Mario y Manuel. Muchas gracias chicos y hasta otra.