Reconfortantes imágenes de vacaciones por las playas de Cádiz.

La semana pasada, hicimos un parón para recuperarnos de lo que llevamos de curso y coger fuerzas, para afrontar el resto del año. Va siendo tradición coger la autovía de la ruta de la plata y bajar hasta Cádiz. Siempre nos ha tratado bien. Sus playas, su buen tiempo, su pescadito…Todo resulta muy agradable y reparador.

Este año, nos encariñamos especialmente de la playa de Fuente del Gallo, y de su chiringuito el Kanguro, muy cerquita de Conil. Aunque también disfrutamos de la playa del Palmar, Bolonia, Punta Paloma, la del mismo Conil…dejamos para otro año la playa de Caños de Meca y muchas otras igual de bonitas, y es que lo bueno de Cádiz es que tiene playas para todos.

Para acompañar la playa, nos acercamos a visitar el precioso pueblo de Vejer de la Frontera, uno de los pueblos más bonitos de españa. Y no lo digo yo, que es una distinción ganada por méritos propios. Sus callejuelas y sus casas blancas tienen un encanto especial.

Un descubrimiento especial, este año fue la playa de Punta Paloma. Destaca por sus dunas y su paisaje, aunque la accesibilidad no es fácil, luego es muy divertida y variada.

Otro sitio muy interesante son las ruinas romanas de Baelo Claudia, en poco tiempo recorres una villa romana, con todos sus elementos: teatro, foro, termas, parte industrial o comercial, murallas, acueductos, etc…y si coincide que vas un miércoles por la mañana a las doce, aprovéchate de la visita guiada, donde un experto te explica toda la villa y realmente merece la pena. Encima es gratuito y después te puedes dar un bañito en la misma playa de Bolonia…

Otro año volveremos y seguiremos disfrutando de esas tierras a las que hemos cogido tanto cariño. Gracias Cádiz.