Reportaje de familia en el jardín botánico de Arroyo.

Quedamos con esta familia para realizar una sesión previa a su reportaje de boda. El caso es que resulto ser un entrañable reportaje de familia que ahora os enseñamos.

Los niños, guapísimos, se portaron fenomenal, si perder la frescura y la alegría que les caracteriza.

El Jardín Botánico de Arroyo, fue una marco muy bonito y todo un acierto. Pues en poco espacio, tienes zonas muy variadas, con lo cual, antes de que se cansen los niños, prácticamente has terminado.

Para que salgan unas fotos como estas, hay que congeniar antes entre todos los componentes, incluido el fotógrafo. Aligerar el equipo y llevar sólo los objetivos imprescindibles para no entorpecer con los cambios y evitar que las personas se distraigan. Lo ideal es llevar un zoom de calidad, para no perderse ningún momento y captar todas las expresiones.

Más adelante hicimos el reportaje de boda, que esperamos enseñaros cuando tengamos algo de tiempo, pues también hay que disfrutar del verano y de nuestras familias. ¿Verdad?