Santuario de Lourdes 2017

Este verano estuve con mi familia en el Santuario de Lourdes. Como el año pasado asistimos con la peregrinación que organiza la unidad  Parroquial de Sagrada Familia y San Ildefonso de Valladolid. Allí nos juntamos unas cuantas familias para pasar unos días conviviendo, rezando y visitando este Santuario de Lourdes, donde se vive la fe de una manera especial.

De nuestras visitas por el Santuario tomé unas cuantas fotos que reflejan la variedad y cantidad de creyentes de todo el mundo que se acercan en estos días con fe, para ver este lugar Santo, donde se apareció la Virgen María, a una jovencita llamada Bernardette.

En el Santuario de Lourdes hay un cuidado especial por los enfermos que se acercan con fe para pedir ayuda y sanación a la Inmaculada Concepción, como así se presento la Virgen en sus apariciones.

El Santuario tiene programado unos actos propios. El más llamativo es el rosario de las antorchas al anochecer, pero también esta la bendición de los enfermos tras la exposición del Santísimo, la visita de la gruta donde se aparecía la Virgen, oraciones, confesiones y eucaristías. Todo ello en un ambiente de recogimiento y de fe que el mismo lugar invita sin saber porqué…

A mi me llama especialmente la gente venida de todo el mundo, de diferentes lenguas, clases y ritos. Todos sentimos algo estando allí. Todos, incluso los enfermos, creen, sonríen,  viven…por momentos todos nos sentimos más cerca de lo real y auténtico, de lo trascendente. Felices de disfrutar del amor de los demás y del amor de Dios de manos de María.