Una pregunta…,múltiples respuestas.

Os presento un borrador de uno de mis trabajos más originales y por lo tanto más personales de los que he emprendido hasta ahora como fotógrafo. Es cierto que llevo muy pocas fotos pero creo que ya tienen cierta coherencia y unidad tanto en la forma como en el fondo.

Si hace tiempo leí que uno si quiere ser fiel a sí mismo tiene que hacer caso a sus obsesiones, a mi lo que me intereso desde un principio es la persona. Tal vez en esta inquietud tenga que ver mi formación filosófica, o simplemente de la inquietud de mi propia vida. Otros tendrán otros focos de interés pero este es el mio.

La inquietud por dar respuestas a la vida de las personas, a nuestra propia existencia. Es lo que más me entretiene.  Precisamente por que no hay recetas, ni se nos dio un libro de instrucciones cuando cruzamos el umbral hacia la tierra, cada uno afronta la vida como sabe,  como puede o como quiere.

De ahí que haya múltiples maneras de vivir, muchas maneras de responder a una realidad que nos ha sido dada, regalada. Por eso muchas veces sólo con ver a la gente por detrás intuimos, o mejor, nos gusta imaginar por donde camina, cuales son sus deseos, tentaciones, gustos…

De esta manera preguntándonos por la vida de los demás, no permanecemos indiferentes ni a su vida ni a la nuestra. De los demás también podemos aprender, nos dan pistas de lo que podríamos hacer o no. También simplemente lo que nos espera en un futuro o lo que seríamos si fuésemos otro. En definitiva estos paseos con la cámara me ayudan y espero que a otros también a ver a otras personas y otras situaciones que han respondido a la llamada de vivir, de existir.

Creo que en el cómo, está la diferencia.